lunes, enero 19, 2009

 

López-Amo y Jiménez de Parga

En sus Memorias, publicadas el año pasado, relata Jiménez de Parga sus sufrimientos por la democracia y por enderezar la educación de D. Juan Carlos, expuesto a los "consejos deformadores" de maestros como López-Amo. Una "prueba incontestable" de esa mala influencia fueron las cartas que el jurista alicantino dirigió a su pupilo Juanito en 1955 y 1956.
Escribe Jiménez de Parga:
"Me preocupé al conocer esos textos y escribí en Destino, el 18 de junio de 1966: Pocas veces econtramos tantas ideas confusas -cuando no equivocadas- en documentos de esta clase. Y el lenguaje empleado nos hace retroceder muchos decenios; nos coloca en la vieja época de nuestro tatarabuelos" (p. 175).

Transcribe después quien fuera discípulo de Javier Conde algunos pasajes de las epístolas y concluye: "¿Podíamos guardar silencio, Señor, ante esta educación del príncipe? Me consideré en la obligación de denuncarlo en 1966, aunque fuese en solitario" (p. 177).

Pocos días después de haberse comentado la nueva edición de esas cartas en El principio aristocrático, el Diariocritico.com, cuyo Consejo editorial preside Jiménez de Parga, publica una curiosa reacción anónima, aunque no tanto, a este libro:

Don Juan de Carlos de Borbón pudo ser un rey absoluto, pero se negó en redondo. Así lo ha revelado el presidente emérito del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, quien es, además, presidente del Consejo editorial de Diariocrítico.com. Según él, el rey hizo oídos sordos a los cantos de sirena que algunos prebostes del anterior régimen le dedicaron para que gobernara de forma absolutista cuando muriera Franco.

Para Jiménez de Parga, el actual Rey, durante sus estudios como Príncipe, tuvo unos preceptores que le aconsejaron que gobernase al modo de los Monarcas absolutos, sin tener en cuenta los principios de la democracia. "Hay documentos que lo prueban", sostiene el profesor Jiménez de Parga. Incluso fueron publicadas, a mediados de los años sesenta del siglo pasado, unas cartas de Ángel López-Amo, preceptor del Príncipe, en las que clara y rotundamente le orientaban por la senda de los reyes absolutos.

Comments: Publicar un comentario en la entrada



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?